UN BANDIDO MAS

Solitario se emprende a cruzar en el desierto. Alejarse para cambiar su destino. La lluvia no alenta. Lo alienta. Han pasado 3 días sin darse cuenta que lleva cantando la misma canción.

Es mejor cuando te rindes ante una melodía y la dejas tomar el mando de tu camino. Ojos cerrados. A ver a dónde los lleva a ustedes.

“Ya galopé, y conquisté el tiempo y el sueño
La tempestad me recordó tu dulce aliento
Si fracasé, todo fue un buen intento”

leave home

@julps



Deja un comentario

Spam protection by WP Captcha-Free

Página 1 de 11