The Human League: Elegancia retro

Así fue su debut en México

Fotos y texto por: Steff Torres

Por primera vez en los más de 40 años de trayectoria de The Human League, Philip Oakey, Joanne Catherall y Susan Sulley pisaron tierras mexicanas. El Pepsi Center WTC fue el lugar elegido para esta noche que se llenaría de elegancia, luces neón y melodías pop.

Con algunos minutos de retraso en la programación, Mateo Lafontaine ahora en su versión en solitario con Década 2, abrió la pista con una serie de remixes a hits de los años 80, que fueron bien recibidos por los contados primeros asistentes.


Ya con una pista más llena, los gritos de los fans marcaron el comienzo de este concierto, que nos llevaría de regreso a los años 80, donde los sintetizadores comenzaban a tomar partido y las voces melódicas reinaban en las radios. Con los brillantes visuales de fondo, Joanne Catherall y Susan Sulley aparecieron cada una a un extremo del escenario enfundadas en elegantes vestidos de noche, y sólo unos pocos segundos después, al fondo con unos lentes ovalados y un chaleco negro, largo de piel que bien pudo ser sacado de una película de ciencia ficción Philip Oakey pronunció las primeras estrofas de “Sky”.


El setlist del concierto cubrió gran parte de su carrera, dando momento a temas suaves como “Heart Like a Wheel” y las conocidas bailables “The Sound Of The Crowd” y “Love Action”. Pero sin duda “Human” fue un tema que marcó la noche, ya habíamos visto algunos cambios de vestuario por parte de los miembros de HL pero para esta canción Philip se enfundó en un vestido amarillo con detalles brillantes que reforzaron el coro de este tema: “I’m only human of flesh and blood I’m made, Human”

Después de una hora que fluyó como agua entre los dedos, el riff y la melodía de “Don’t You Want Me?” desataron los gritos y los brazos al aire, durante la primera parte de esta canción el público se adueñó de la letra y la cantó a lo alto, los asistentes habían esperado este momento por años.

La luz se apagó y todos se resistían al final , rechiflas, aplausos y uno que otro coro de “otra, otra” se escucharon durante varios minutos, antes de que con una gran explosión solar, cubierto completamente por ropa blanca Oakey cantará “Being Boiled”. Cerrando la noche con la romántica y pegajosa “Together In Electric Dreams”.



La energía de The Human League nunca bajó, los vestidos, trajes y visuales demostraron que no sólo su sonido es nítido y elegante, en la parte final de este concierto los tres se notaban más emocionados que nunca, destacando a Susan Sulley quién con un top y minifalda se lució a sus anchas. Este trío pisó por primera vez nuestro país, para cumplir sueños y demostrar que la las fechas de caducidad no existen en la música.

Categoría: Reviews
Autor:
Fecha: 21 mayo 2018
Tags: , , , ,