Poder femenino | Grrrl Noise

Descubre cómo fue su primera edición

Fotos por: César Oria Texto por: Ernesto Pareja

Noche de sábado, entre calles y avenidas de nuestra noctambula CDMX, se podía percibir un ruido a lo lejos… Un ruido de esos que logran traspasar cualquier grieta, hasta conseguir la atención de tus oídos. El Auditorio BlackBerry sería el responsable en dejar escapar algunos de los sonidos que ahí mismo se estaban gestando.

La primera edición del festival Grrrl Noise, había comenzado y nos recibía con una de las nuevas voces del r&b hecho en México: Girl Ultra, integrante del sello Finesse Records, ya nos esperaba con una radiante sonrisa y la delicadeza que caracteriza sus actos en vivo. Envuelta en luces rojas, Girl Ultra se encargaría de mantener esa calidez, con lo mejor de su repertorio perteneciente a su próximo ep “Boys”: “Fuego”, “Llama”, “Duele” e incluso un cover a “Morena Mía” de Miguel Bose, fueron bien recibidos por el público. Al despedirse, se dijo agradecida de compartir una de las veladas más especiales de este 2018, en compañía de todas las mujeres que estarían presentándose en el escenario.

Tan solo unos minutos después, los hermanos Raúl y Paulina Sotomayor subieron a escena, con la firme convicción de elevar la temperatura con su sabor electro afro latino, consiguiéndolo sin ningún problema. Acompañados por el sabor caribeño de Carolina Camacho, cantante de la Republica Dominicana, el calor comenzó a apoderarse del venue, bajo los ritmos de “Cielo”, “Selva”, “Aroma” y “Canto”.


Dejando a todas y todos en sinfonía, para poder recibir a la enérgica propuesta de Best Coast, banda que se apoderó de la Ciudad de México, para trasladarnos a su natal Los Ángeles y hacernos sentir al menos una de sus “Californian Nights”. Como si se tratara de alguna nueva banda adolescente, Best Coast no solo subió la intensidad de los decibeles, sino que nos llevó de la mano de su vocalista Bethany Cosentino, por cada uno de los sentimientos que inspiraron sus canciones. ¿Quién no ha pasado por la complicada situación de sentirse atraído/a por una amiga o amigo? Sabiendo que es casi imposible que algo más suceda, como Bethany nos cuenta y canta en “Boyfriend”.

Llegó el turno de Warpaint, y con ellas uno de los momentos más esperados de la noche, luego de su última visita, en el Corona Capital de 2016. En esta ocasión no presentaron material discográfico nuevo, sin embargo el público las recibió eufóricamente, el setlist que prepararon para su regreso a nuestro país incluyó un repaso por toda su discografía: desde “Elephants” a “New Song”, sin olvidar, “Bungurdy”, “Bees”, “Love is to Die”, entre algunas canciones más. Algo que me pareció importante mencionar, es la completa interacción que existe entre ellas como banda; bromean, platican entre canciones y eso mismo les permite interactuar mejor con el público, formándose una experiencia mucho más completa en la que todo el mundo está incluido. Siendo las más ovacionadas de la noche.

Por más de cuatro horas, el talento y vitalidad de todas las artistas no había dejado de envolvernos a todos los presentes, que vale la pena mencionar, la mayoría de asistentes eran mujeres.

Cat Power subió al escenario entre penumbras, que fueron seguidas de luces a medio tono, que completaron una experiencia, digamos intima, pues era evidente que se acercaba uno de los sets que más vulnerabilidad se transmitía.

La sola presencia de Chan Marshall, acompañada únicamente por su guitarra y un piano, su cabello cubriendo más de la mitad de su rostro, revelaba sutilmente una especie de aislamiento.

Tal vez una barrera, a la que decidió enfrentar con música y canto.

 Así concluyó la primera edición del Grrrl Noise, un multipolar encuentro musical pensado en todas las mujeres que viven, disfrutan y hacen de la música una cómplice y compañera de por vida

Categoría: Reviews
Autor:
Fecha: 5 marzo 2018
Tags: , , , , , ,