Wet Baes: Vibras juveniles

Platicamos con él sobre su vida, influencias, Breakbot y rolas para dedicar

Fotografías por: Desde 1989

Wet Baes es uno de los jóvenes productores mexicanos que más ha llamado la atención desde sus inicios, con una propuesta llena de coqueteos a la década de los setenta y ochenta, aderezada con su ímpetu de juventud y vibras de amor.

Tras la publicación de Changes, su álbum debut, su vida a comenzado a tomar otro curso, teniendo cada vez más presentaciones en vivo y llegando de boca en boca a más personas que se enamoran de su propuesta, su proyecto está a punto de dejar de ser una promesa para convertirse en una realidad.

Aprovechando su presentación con Sofi Tukker en Sala Corona,  platicamos con él sobre su vida, influencias, Breakbot, Changes y rolas para dedicar.

8106 – ¿Cómo es la vida de Wet Baes fuera de la música?

Wet Baes: Mi vida cotidiana de dos años o tres para acá, junto con mis actividades, están 100% ligadas a la música, sea en el estudio, tocando o haciendo promoción. Mi vida es igual la la de cualquier persona, me levanto, saco a pasear a mi perro, me baño y hago lo que tenga que hacer. Procuro darme mis tiempos y otras libertades. Ahorita que ya saqué el disco y que no estoy tanto en el estudio, puedo ir por ejemplo a una biblioteca, buscar otras cosas. Pero al final del día todo va dirigido a enriquecer mi camino en la música y hacerla evolucionar.

8106 – ¿Y la escuela?

WB: Justo cuando ya estaba en el último año de la prepa, fue cuando me di cuenta que esto era lo que realmente quería. La acabé y mi trip ha sido así. Yo sé que la escuela es algo que va a estar ahí para toda al vida. Me acuerdo que la vida me daba señales raras. Mis papás si querían que acabara la escuela. Aprendí a diferenciar, no quiero decir que la escuela no sirve o que ir a la escuela hace perder el tiempo; obviamente son herramientas muy cabronas. Pero en mi vida se dio esta oportunidad y hay veces que sólo se dan una vez y decidí tomarla. Decidí dedicarme a esto por ahora.

8106 – Estando involucrado en la música, ¿qué es lo que más te ha dado satisfacción?

WB: El hecho de poder tocarle a la gente mi música y que entienda mi vibra y me la regrese. Creo que es lo que más podría yo apreciar lo que me ha dado este camino y este mundo, estar en conexión, y tener la oportunidad de poder ser escuchado y de que la gente te de una oportunidad con tu música te hace ver la vida hasta de otra forma.

8106 – Tienes 21 años. ¿Cuáles crees que son las desventajas de comenzar a producir música tan joven?

WB: Desventajas porque joven tienes mucha energía e ideas y tienes nula experiencia. Es bueno ir aprendiendo de los errores, saber en qué la vas cagando. Vas empezando a llenar la canasta de lo que te gusta, de tu proyecto y de lo que haces. Y es chido darte cuenta que para comerse el mundo no es fácil, te das cuenta que si es un camino muy largo para comerte el mundo.

8106 – Desde un principio tu proyecto ha estado arropado por muchos músicos ¿Qué representa esto para ti?

WB: Me he dado cuenta de que soy muy afortunado de tener esos maestros, como Juan Soto, Santiago de Hawaiian Gremlins, Coco de Clubz, conocer gente que trae la misma vibra. Me siento muy afortunado de tener esa tutela. Son gente que ya pasó por lo que estoy viviendo, siempre hay que estar con la disposición de aprender. No echar las cosas a saco roto.

8106 – Si tuvieras la oportunidad de producir a alguien, ¿a quién sería?

WB: Siempre he tenido el sueño guajiro de producir a Luis Miguel, tiene una voz que está pasada de lanza. Si lo escuchas en sus origines, es alguien que puede hacer algo mejor que esas esas baladas y boleros que ya lo quemaron.

También me gustaría producir a una banda de rock. No rock convencional. Me gustaría encontrar a alguien que tenga toda la energía y poder redireccionarlos, siento que podría llevarlos a tener una forma interesante de interpretar el rock.

8106 – Tu música en un principio estuvo muy ligada a la década de los ochenta.

WB: De esa década se influyó el proyecto, de ahí fue donde empecé a agarrar vibra, desde que estaba pequeño, me juntaba con mis amigos a escuchar música, en la escuela siempre tuve la tendencia de escuchar música de los setenta y ochenta. Los ochentas son el big bang en este proyecto. Como he ido evolucionando, ya no sólo me enclaustro en los sonidos y texturas de esa década. Ahora quiero mezclar lo mejor de los sesenta, setenta y ochentas y justo darles mi re interpretación.

8106 – ¿Qué otros artistas influyeron en tu proyecto?

De niño y adolescente me identifiqué con Pink Floyd.  La idea de querer siempre estar en los escenarios y tocar, si viene mucho de Pink Floyd y me atrevería a decir que de Metallica; tuve una época muy chistosa en la que justo mi hiperactividad de niño de secundaria la saqué con esa música.

El segundo a mí cabeza fue el trip de Ed Banger, Justice, Breakbot, Mr. Oizo y toda esta vibra, el frech house. Su música llegó a mí en 2010 – 2011, me enamoré de de ver sus giras, videos y ver que si era música electrónica pero que la escuela que traían y lo que hacían era muy fino.

Ya estando en la música,  Michael Jackson. Todo mundo desde que nacemos tenemos en la conciencia quien es Michael Jackson o conocemos algún hit, pero cuando comenzamos a adentrarnos más en su música. Te das cuenta que está muy cabrón.

8106 – ¿Cómo fue para ti tocar a lado de Breakbot en su más reciente visita a México?

WB: Me cagué. Fue super chido. Estuvimos cotorreando un poco más en Guadalajara. Los encuentros  con él fueron padres. En un momento en el show de Guadalajara mientras yo tocaba subió a bailar al escenario. Hubo un momento inesperado, creo era la última fecha de la gira, estaban muy enfiestados, en medio del set puse su rola más nueva y como que eso le dio gusto, se puso a lado de mí a bailar, hasta se puso mis lentes. Ese desmadre rompió el hielo indirectamente.

Al final del show nos íbamos a ir en la misma van, ellos se iban a ir a KinKin y mi vuelo salía en tres horas, estuvimos platicando como personas normales. Me dijo “¡Hey! pusiste rolas que me gustan un chingo, que chido. Te confieso, no te escuché muy chido en El Plaza, pero escuché que tiraste live”. Fue plática casual. Se iba y platicaba en francés con sus amigos y regresaba y me decía como “oye, ¿no te vas a quedara a echar fiesta?”. Me gustó conocer a Breakbot de esa forma, si hubiera sido de manera de fan, hubiera sido un poco incómodo para los dos.

8106 – ¿ De qué estás mas orgulloso de Changes, tu álbum debut? 

WB: Estoy orgulloso de dos cosas. La primera, es que si pude evolucionar el sonido, no perdí la esencia de lo que había hecho antes y de que si hubo una evolución, si pones mi primer EP y pones Changes, hay un cambio de estilo. Creo que no lo pude haber hecho mejor que con lo que tenía, lo estuve trabajando un año y medio, y lo escucho exactamente como lo escuchaba en mi cabeza desde que lo estaba maquilando y componiendo.

Estoy orgulloso de todo ese concepto, de romper la barrera de hacer un disco, está chiquito realmente, son ocho rolas, pero todas están bien pensadas. Me siento también de la rola número 4, que es la última que hice, se llama “Is This Really Happening”, está rara. No iba a estar presente en un principio en el disco, pero le dio un giro a mi cabeza, es una rola de seis minutos. Es una canción que escucho y me da orgullo saber que la hice, no en la onda soberbia, sino me siento muy bien cuando la escucho y de saber que pude haber logrado algo así con mis habilidades.

8106 – Para terminar. Nos podrías decir cinco canciones que dedicarías o hayas dedicado.

Michael Jackson – “Baby Be Mine”

Tiene unos acordes y una vibra muy buena para bailar y ligar al mismo tiempo.

John Lenon – “Love”

Más como de amor a una persona o pareja, habla del amor como algo general, es muy profunda.

Paul McCartney – “Silly Love Songs”

Me da ése mismo trip de una rola bailable y para ligar.

Bootsy Collins – “Vanish in our Sleep”

Es una rola que tiene la misma vibra que traigo ahora, la letra está muy cabrona, habla del amor como en los sueños, no como el amor convencional, es algo psicodélico, como funkadelic. Es una gran rola para dedicar.

Syd Barret – “Love Song”

Es la rola más extraña que he dedicado en mi vida. Viene en el último álbum de Syd, eso es lo chido, que alguien ya tan raro y chiflado como él, haya tenido todavía vestigios de amor en su época más pútrida.

Escucha más de Wet Baes en:

Apple Music

Categoría: Entrevistas
Autor:
Fecha: 24 agosto 2017
Tags: , , , , , , , ,