Vans presenta: Turntables on the caribbean, un homenaje a las raíces latinas en Nueva York

13393349_10154893143928835_1308111832_n

Fue en 1998 cuando DJ Nickodemus y Mariano decidieron mostrar a través de una serie de fiestas que se volverían de culto y unos años después con su propio sello discográfico, su ecléctico gusto musical producto de la ya clásica influencia multicultural a la que están expuestos los habitantes de Nueva York.

Turntables to the Hudson fueron fiestas de música electrónica al aire libre y acceso gratuito en la Gran Manzana en las que se iba a una cosa: a bailar. Con el techno en apogeo y el house metiéndose en todas partes, Nickodemus sorprendió cuando empezó a incluir ritmos provenientes de las costas africanas, de las Antillas, del mediterráneo y, claro, latinomericanos llegando a hacerse acompañar por ensambles de percusiones y cuerdas.

Para documentar los sonidos de tantas fiestas, desde 1999 se editan discos homónimos para recopilar sonidos tanto originales como retomados de esas selecciones que hicieron ruido en las hoy desaparecidas fiestas. La serie Turntables on the Hudson se ha adaptado también por música de zonas geográficas como Turntables on Las Ramblas que exploran la unión de los típicos sonidos de la cultura DJ como el funk, el disco o el R&B o tonos más densos como el techno, el deep house y hasta el minimal tech, mezclados con sonidos locales, en este caso, claro, de Barcelona.

0007462206_10

Hace unos días y gracias a la efervescente relación que Nickodemus ha tenido con músicos latinoamericanos gracias al Festival Mi Casa es su Casa o en el Manana llevado a cabo hace un par de meses en Cuba, llega a nosotros Turntables on The Caribbean.

Esta compilación curada por el propio Nickodemus explora voces principalmente cubanas aunque también está presente el sazón haitiano, jamaiquino, colombiano, mexicano y hasta estadounidense con la incursión de Willie Colón y Hector Lavoe en un tema.

Nombres el canadiense Poirier, Bosq, los italianos Sunlightsquare, Chico Mann, Thornato, Captain Planet o el nacional El Búho, son algunos de los encargados de ambientar esta fiesta de bongós, congas, güiros y guatacas creando una atmósfera ligera pero bastante adaptada al dancefloor.

Es el cubano DJ Jigue el que pone grado académico a Turntables on the Caribbean al indagar en el sonido de la llamada Tumba Francesa, un ensamble de percusiones típico de Haití que tiene raíces tomadas del congo y ciertas músicas del África Occidental.

Turntables on the Caribbean es un homenaje a las raíces latinas de muchas corrientes musicales que han tenido éxito en Nueva York y en general en muchas escenas electrónicas mundiales. Un disco para escuchar tranquilo con un puro en la boca y una guayabera mientras se baila en la azotea de un viejo edificio de La Habana. Una delicia.